Ojo vago o ambliopía

/Ojo vago o ambliopía
Ojo vago o ambliopía 2020-06-24T12:58:37+00:00

¿Qué es el ojo vago o ambliopía?

Es la pérdida de la capacidad para ver claramente a través de un ojo. También se denomina “ojo perezoso”. Es la causa más común de problemas de visión en los niños.

Ofrecemos condiciones de financiación muy ventajosas para tratamientos oftalmológicos en nuestra clínica.

Si quiere más información contacte con nosotros

La ambliopía ocurre cuando la ruta nerviosa desde un ojo hasta el cerebro no se desarrolla durante la infancia.

Esto ocurre debido a que el ojo anormal envía una imagen borrosa o equivocada al cerebro.

Esto confunde al cerebro y este puede aprender a ignorar la imagen proveniente del ojo más débil.

El término “ojo perezoso” se refiere a la ambliopía que a menudo aparece junto con el estrabismo. Sin embargo, la ambliopía puede aparecer sin el estrabismo. Igualmente, las personas pueden tener estrabismo sin ambliopía.

El estrabismo es la causa más común de ambliopía y, con frecuencia, hay un antecedente familiar de esta afección.

Otras causas pueden ser cataratas infantiles, párpados caídos, hipermetropía, miopía o astigmatismo, especialmente si es mayor en un ojo.

Los niños menores de 9 años de edad, cuya visión está aún en desarrollo, son los que tienen un mayor riesgo de desarrollar la ambliopía. En general, cuanto más joven es el niño, mayor es el riesgo.

La ambliopía se desarrolla porque, como en el estrabismo, cada ojo envía una imagen diferente al cerebro. En un niño pequeño, el cerebro aprende a ignorar la imagen del ojo desviado y sólo ve la imagen del ojo normal.

La ambliopía a menudo se puede corregir si se detecta y se trata a tiempo. Es necesaria la cooperación del paciente y de los padres para lograr buenos resultados. Si no se trata o se hace de manera inadecuada, la reducción de la visión se hace permanente.

La manera más eficaz de tratamiento de la ambliopía es hacer que el niño use el ojo ambliope. Se suele cubrir el ojo bueno con un parche para forzar el uso del ojo ambliópico y tratar de garantizar la igualdad y la visión normal. Esto se puede lograr mediante:

  • Prescripción de gafas adecuadas si el paciente tiene un error refractivo.

  • Eliminación de las cataratas cuando está indicado.

  • La cirugía, cuando la ambliopía se acompaña de estrabismo.

  • La oclusión del ojo normal. Consiste en el cierre de un ojo normal con un parche, lo que obliga al niño a utilizar el ojo ambliope. El tiempo de oclusión, depende de la edad del paciente y del tipo y severidad de la ambliopía. Los niños mayores pueden hacer ejercicios de lectura en el hogar, mientras que un parche cubre el ojo normal. Aquellos pacientes que llevan parches en uno de sus ojos, necesitan un seguimiento periódico que debe estar programado

    con un oftalmólogo. La duración del tratamiento puede extenderse desde meses hasta años. El oftalmólogo decidirá la duración de la oclusión. La pérdida de la visión por la ambliopía se puede prevenir si se inicia el tratamiento de forma temprana.

El parche no es algo agradable para un niño, por lo que inicialmente no estará dispuesto a ponérselo. Nuestro deber es hacer que el niño comprenda la necesidad de su uso y quiera cooperar. En un niño pequeño el parche se coloca en períodos más cortos al principio, y se va incrementando el tiempo gradualmente. La aceptación es buena, cuando la visión el ojo ambliópico empieza a mejorar.

Normas para el uso del parche:

  • El parche debe ser colocado directamente sobre el ojo.

  • Si el niño usa gafas, el parche debe ser colocado en la cara, no en las gafas.

  • Muchos niños tratan de quitarse el parche. Este problema generalmente desaparece a medida que el niño se acostumbra a usarlo.

  • Con el fin de desarrollar más el ojo vago, los niños mayores pueden ser animados a leer y los pequeños pueden participar en juegos que les interesen.

  • Los calendarios de uso del parche deben ser seguidos estrictamente.

  • El uso de los parches no debe interrumpirse bruscamente. El programa debe estar dirigido sólo por los oftalmólogos.

  • Es necesario realizar visitas de seguimiento a la clínica oftalmológica.

CITA PREVIA