Retina y mácula

/Retina y mácula
Retina y mácula 2020-06-24T13:15:08+00:00

¿Qué es la Retina?

La retina es un tejido sensible a la luz situado en la superficie interior del ojo. En ella se encuentran los fotorreceptores (conos y bastones), que son neuronas especializadas sensibles a luz encargadas de transformar la luz en impulsos nerviosos que el cerebro transforma en imagen.

Es como si fuera una tela donde se proyectan las imágenes.

La estructura de la retina está formada por varias capas de células entre las que se localizan los conos y los bastones. Gracias a ellos es posible reconocer colores, tamaños, movimientos y formas. Precisamente esta complejidad estructural y funcional aumenta las posibilidades de que que algunas alteraciones desemboquen en patologías retinianas e incluso la ceguera.

La DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad), es una patología del ojo ocasionada por degeneración, daños o deterioro de la mácula y está relacionada con el envejecimiento. Cuando la mácula se deteriora, las áreas del centro del campo visual empiezan a perder nitidez.

Es una patología del ojo consistente en el desarrollo de una membrana de tejido sobre la mácula. Se produce en la zona central de la retina, que es una zona fundamental para la visión.

La tensión ocular es el nombre coloquial que damos a la presión intraocular. El aumento de la presión intraocular puede dañar el nervio óptico y producir glaucoma.

Es una enfermedad ocular que provoca el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, originada por una descompensación metabólica de la diabetes. Este deterioro de los vasos sanguíneos de la retina, acompañado de cambios estructurales en la misma, conducirá a la pérdida de la visión pues la imagen enviada al cerebro se hace borrosa.

CITA PREVIA