Estrabismo

Estrabismo 2017-08-08T14:44:05+00:00

¿Qué es el estrabismo?

 

Afecta aproximadamente a un 3% de los niños, aunque también puede aparecer en cualquier etapa de la vida. Es el desalineamiento de los ojos de manera que el ojo derecho e izquierdo se fijan en direcciones diferentes.

La pérdida de paralelismo puede ser permanente o temporal, y puede ser en cualquier dirección: hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo. Si el niño no es tratado en el momento adecuado, puede desarrollarse ambliopía, que a su vez puede llevar a una pérdida permanente de visión.

Un avestruz tiene el ojo más grande que el cerebro. Tú no.

Desde siempre, la mayor preocupación de Clínica Vista IOB ha sido la satisfacción de nuestros clientes. De ese objetivo ha surgido la alianza con CaixaBank Consumer Finance, para poder ofrecerte las mejores condiciones de financiación sostenible, que promueve la información al consumidor, la solicitud y la concesión del crédito con responsabilidad, mediante la concienciación de empleados y consumidores.

Ahora podemos ofrecerte unas condiciones de financiación muy ventajosas para tratamientos oftalmológicos en nuestra clínica. Recuerda, tú cerebro es mas grande que el de un avestruz, por eso sabes lo que te conviene.

Si quieres mas información, habla con nosotros y te informaremos de todo.

Nombre (requerido)

Puedes consultar nuestros términos y condiciones de uso en este enlace:
http://vistainstitutoftalmologicobilbao.com/condiciones-de-uso/

Preguntas frecuentes

¿Qué lo provoca?

El estrabismo puede ser causado por cualquiera de las siguientes causas:

  • Músculos debilitados o impulsos anormales nerviosos a los músculos de los ojos.
  • Herencia.
  • Visión borrosa o deficiente debido a las cicatrices de catarata, córnea, glaucoma, defectos refractivos, enfermedades del nervio óptico, enfermedades de la retina, tumores del ojo, etc.
  • Lesiones.
  • Patología del interior del ojo, como cataratas.

¿Qué síntomas presenta?

El principal signo de estrabismo es un ojo que pierde el paralelismo. Puede presentarse una defectuosa percepción de la profundidad. Algunos niños giran su cara o inclinan la cabeza en una dirección específica, con el fin de usar sus ojos juntos. El niño a veces experimenta doble visión o confusión.

¿Cuál es el tratamiento?

Los padres a menudo tienen la falsa impresión de que un niño puede “superar” el problema. Si los ojos de un niño pierden el paralelismo, es necesario el examen de un oftalmólogo para determinar la causa y comenzar el tratamiento. El objetivo del tratamiento es preservar la visión, enderezar los ojos y restaurar la visión binocular. El tratamiento del estrabismo depende de la causa exacta por la que se han desalineado los ojos. Puede centrarse en el desequilibrio muscular que lo provoca o bien hacer frente a otras causas que puedan estar provocando el problema. Después de un examen oftalmológico completo, incluyendo un estudio detallado de las partes internas del ojo, el oftalmólogo puede recomendar la terapia adecuada: óptica, médica o quirúrgica. 

El tratamiento no quirúrgico: las gafas

Algunos niños entrecierran los ojos por errores de refracción. En estos casos, el estrabismo puede ser corregido mediante la prescripción de gafas adecuadas.

El tratamiento quirúrgico

La cirugía se realiza bajo anestesia general en niños y local en adultos cooperantes. Para someterse a anestesia general, el niño no debe padecer ningún tipo de enfermedad aguda. Los padres deben informar al médico si el niño está tiene problemas sistémicos, tales como enfermedad cardiaca o epilepsia.

  • En el preoperatorio se realizan pruebas de rutina que incluyen un análisis de sangre y una radiografía del pecho.
  • La cirugía se realiza bien en un ojo o bien en ambos ojos simultáneamente. Se lleva a cabo en los músculos del ojo situados fuera del globo ocular. El globo ocular no se abre.
  • El objetivo de la operación es debilitar el músculo más fuerte y fortalecer el músculo más débil.
  • Después de la cirugía, durante un mes se utilizan gotas para los ojos.
  • La visita de seguimiento se realizará un mes después de la cirugía.
  • No es necesario restringir las actividades normales del niño.