Presión intraocular

//Presión intraocular

Presión intraocular

El ojo es un órgano hueco relleno de dos líquidos, el humor acuoso y el humor vítreo. Estos líquidos ejercen una presión sobre las paredes del ojo y son los responsables de la forma y tono del  ojo.

La presión o tensión ocular es importante ya que puede afectar al nervio óptico y producir la enfermedad denominada glaucoma.

¿ Cuál es la tensión ocular normal?

En primer lugar hay que distinguir entre valores medios y valores patológicos. No es lo mismo estar fuera de los rangos de normalidad que padecer una enfermedad.  Por ejemplo,  ningún jugador de baloncesto es obeso aunque su peso es muy superior a la media. Valores patológicos son los que hacen daño y, como veremos en siguientes artículos, su nivel no es fácil de determinar ya que son diferentes en cada individuo.

Dicho esto, la presión intraocular media tiene un valor de 15 mm  Hg con una desviación standard de 3 mm Hg.  Es decir, entre 10 y 20 mm Hg serían valores “normales”.

¿Cómo se mide la presión intraocular?

La medición de la  presión intraocular  se realiza mediante unos instrumentos llamados tonómetros.

La medición clásica se realiza mediante el llamado tonómetro de Goldman. Este aparato aplana levemente la córnea, por lo que se denomina tonómetro de contacto, y estima la presión del interior del ojo.  La medición exacta no es sencilla. Se han realizado estudios que comparan los  valores que se obtienen cuando la presión es medida tres veces seguidas  por el mismo oftalmólogo y se observan diferencias medias de 1 mm Hg  en las diferentes  tomas.  Esta cifra se eleva hasta los 2 mm Hg cuando las mediciones las hacen dos oftalmólogos diferentes.

Maniobras como el aguantar la respiración o una mala colocación del paciente que exija una posición forzada,  frecuente en las mediciones a personas con sobrepeso, pueden acarrear unas tomas artificialmente altas de presión.

Se han popularizado también los tonómetros de aire, o de no contacto.  Aplanan la córnea mediante un “soplido” de aire y tienen la ventaja de ser  asépticos al  no tocar el globo ocular.  Son muy eficaces para el screening de la presión intraocular y su fiabilidad es cada vez mayor.  Todavía se considera al tonómetro de Goldman el  Gold Standard o patrón de referencia en  la medición de la tensión ocular.

¿Qué factores influyen en la presión intraocular?

La presión intraocular experimenta importantes fluctuaciones a lo largo del día que, frecuentemente ,  pueden llegar a  ser de hasta  5 mm Hg en sujetos normales y alcanzar cifras de variación significativamente mayores en paciente con glaucoma, sobre todo si son glaucomas pseudoexfoliativos o glaucomas pigmentarios.

No hay un patrón uniforme en cuanto al momento del día en el cual se tiene la presión más elevada, pero generalmente el pico tensional,  momento de mayor presión, se produce  por la mañana, por lo que no es conveniente hacer todas las revisiones con el oftalmólogo a la misma hora, sobre todo si ésta es por la tarde.

Un factor muy importante a tener en cuenta es el grosor de la córnea. Todos los tonómetros están calibrados para un grosor de córnea considerado normal (550 micras).  Cuando las personas tienen córneas más gruesas de lo normal, los aparatos no miden bien la presión , la sobreestiman, mientras que cuando tienen córneas más finas nos dan un valor más bajo que el  real. Sin conocer el grosor de la córnea,  la medida de la presión tiene un valor limitado, aunque los tonómetros más modernos, como el que tenemos en el IOB,  miden la presión y el grosor a la vez y hacen automáticamente la corrección dando la medida precisa.

 

2017-09-14T12:37:52+00:00 31 / 08 / 2017|Divulgación|